jueves, 25 de septiembre de 2014

La Creación del hombre

    Dios creó al hombre a imagen y semejanza suya (Génesis 1, 27; véase Mateo 19, 3-4; y Marcos 10, 5-6).
    Dios formó al hombre del lodo de la tierra, e inspirole en el rostro un soplo de vida, y quedó hecho el hombre, ser con alma viviente (Génesis 2, 7; véase 1 Corintios 15, 47).
    Tomó Dios al hombre y lo puso en el paraíso de las delicias para que lo cultivase y guardase (Génesis 2, 15), y le dio también este precepto diciendo: puedes comer del fruto de todos los árboles del paraíso: mas del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal no comas (Génesis 2, 16 y 17). Pero el hombre no obedió a Dios (Génesis 3);  y el Señor Dios echa al hombre del paraíso de deleites para que trabajase la tierra, de que fue formado (Génesis 3,23), después de haberles prometido un redentor (Génesis 3, 15; véase Juan 14, 30, Apocalipsis 20, 2-3, e Isaías 24, 20).
    Eva concibió y parió a Caín diciendo: He adquirido un hombre por merced de Dios (Génesis 4, 1), y parió después a su hermano Abel (Génesis 4, 2).
      Caín presentó al Señor una ofrenda de los frutos de la tierra; y Abel, de los primerizos de su ganado, y de lo mejor de ellos: y el Señor miró con agrado a Abel y a sus ofrendas (Génesis 4, 4; véase Hebreos 11, 4: Por la fe, Abel ofreció a Dios un sacrificio más excelente que el de Caín, y fue declarado justo, dándole el mismo Dios testimonio de que aceptaba sus dones; y por la fe habla todavía estando muerto).
     Pero de Caín y de las ofrendas suyas no hizo caso: por lo que Caín se irritó sobremanera, y decayó su semblante (Génesis 4,5).
    Y le dijo el Señor a Caín: ¿Por qué motivo andas enojado? Y ¿Por qué está demudado tu rostro? (Génesis 4, 6).
    ¿No es cierto que si obras bien erguirás la cabeza; pero si mal, el pecado estará siempre a tu puerta? Él te hace sentir su atractivo, pero tú puedes dominarlo (Génesis 4, 7).
    Dijo después Caín a su hermano Abel: salgamos fuera. Y estando los dos en el campo, Caín acometió a su hermano Abel y le mató (Génesis 4, 8; Véase Judas 11: Desdichados de ellos, que han seguido el camino de Caín, y perdidos como Balaam por el deseo de una recompensa, se desenfrenaron, e imitando la rebelión de Coré perecerán; véase 2 Pedro 2, 15: Han dejado el camino recto y se han descarriado, siguiendo la senda de Balaam de Bosor, el cual codició el premio de la maldad; y véase Números 22, 12: Dijo Dios entonces a Balaam: no vayas con ellos, ni maldigas a ese pueblo, siendo como es, bendito).
      Preguntole el Señor a Caín: ¿Dónde está tu hermano Abel? Y respondió: no lo sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano? (Génesis 4, 9; véase Juan 8, 44: Vosotros tenéis por padre al diablo, y queréis cumplir los dones de vuestro padre. Él es homicida desde el principio y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él: Cuando dice mentira, habla como quien es, por ser de suyo mentiroso y padre de la mentira; véase 1 Juan 3, 6: Quien comete pecado, del diablo es, porque el diablo desde el momento de su caída continúa pecando. Por eso vino el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo; véase Juan 12, 31: Ahora va ser juzgado el mundo; ahora el príncipe de este mundo va ser lanzado fuera; véase Juan 12, 32-33: Y cuando Yo sea levantado en la tierra atraeré a todos hacia Mí [véase Juan 3, 14-15: Al modo que Moisés en el desierto, levanté la serpiente de bronce (Números 21, 4-9); así es menester que el Hijo del hombre sea levantado 15 para que todo aquel que crea en Él no perezca, sino que logre la vida eterna]. 33 Esto lo decía para significar de qué muerte había de morir; véase Mateo 12, 29-32: O ¿Cómo es posible que uno entre en la casa de algún hombre valiente, y le robe sus bienes, si primero no ata bien al valiente?; entonces podrá saquearle la casa . 30 El que no está conmigo, está contra Mí, y el que conmigo no recoge, desparrama. 31 Por lo cual os declaro: que cualquier pecado y cualquier blasfemia se perdonará a los hombres, pero la blasfemia contra el Espíritu no se perdonará. 32 Asimismo a cualquiera que hable contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero a quien hablare contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en esta vida ni en la otra.) Replicole el Señor a Caín: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano está clamando a Mí desde la tierra (véase Hebreos 12, 24: Y a Jesús mediador de la Nueva Alianza, y a la aspersión de aquella sangre que habla mejor que la de Abel). Caín tuvo descendencia (Génesis 4, 17-22).
    Adán tuvo otro hijo, a quien puso por nombre Set, diciendo: Dios me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín (Génesis 4, 25). También a Set le nació un hijo, que llamó Enós; éste comenzó a invocar el nombre del Señor (Génesis 4, 26).
    “Los días de Adán, después que engendró a Set, fueron 800 años, y engendró hijos e hijas” (Génesis 5, 4).
     Adán se murió con 930 años (Génesis 5, 5) y Set con 912 años (Génesis 5, 8), y estos fueron los años que vivieron en la línea sucesoria de Set hasta Noé, engendrando todos los anteriores a Noé, además, más hijos e hijas (Génesis 3, 5, 10, 13, 16,  y 30): Eron, 905 (Génesis 5, 11); Cainán, 910 (Génesis 5, 14), Malaleel, 895 ( Génesis 5, 17); Jared, 962 (Génesis 5, 20); Henoc, 375 (Génesis 5, 23), al cual Dios se llevó (Génesis 5, 24), Matusalem, 969 (Génesis 4, 27); Lamec, 777 (Génesis 5, 31).
    Cuando Noé tuvo quinientos años, engendró a Sem, a Cam, y a Jafet (Génesis 5, 32), y de estos se propagó el género humano sobre toda la tierra (Génesis 9, 19) después del diluvio.
    Viendo los hijos de Dios la hermosura de las hijas de los hombres, tomaron de entre todas ellas por mujeres las que más les agradaron (Génesis 6, 2).
    Dijo entonces Dios: no permanecerá Mi Espíritu en el hombre para siempre, porque es carnal; y sus días serán ciento y veinte años (Génesis 6, 3; véase Galatas 5, 16-17: “Digo, pues: proceded según el Espíritu y no satisfaréis los apetitos de la carne. 17 Porque la carne tiene deseos contrarios a los del Espíritu, y el Espíritu los tiene contrarios a los de la carne, como que son cosas entre sí opuestas; por cuyo motivo no hacéis vosotros todo aquello  que queréis).
    Viendo, pues, Dios ser mucha la malicia de los hombres en la tierra, y que todos los pensamientos de su corazón se dirigían al mal continuamente (Génesis 6, 5; véase Mateo 15, 19-20: Porque del corazón es de donde salen los malos pensamientos, los homicidios, adulterios, fornicaciones, hurtos, falsos testimonios y blasfemias. 20 Estas cosas sí que manchan al hombre, mas el comer sin lavarse  las manos, eso no le mancha).
    Mas Noé halló gracia a los ojos del Señor (Génesis 6, 8).
    Esta es la historia de Noé: Noé era un varón justo e íntegro y andaba con Dios (Génesis 6, 9; véase Lucas 1, 6: “Ambos eran justos a los ojos de Dios, guardando irreprensiblemente todos los mandamientos, y leyes del Señor”, refiriéndose a Zacarías e Isabel).
    Después de que cesase el diluvio y de que Noé hubiese comprobado que las aguas dejaban de cubrir la tierra, Dios habló a Noé, diciendo: Sal del Arca, tú y tu mujer, tus hijos y las mujeres de tus hijos contigo. Saca también fuera contigo todos los animales que tienes dentro, de toda casta, tanto de aves como de bestias y de todos los  reptiles, que andan arrastrando sobre la tierra: propagaos y multiplicaos sobre ella (Génesis 8, 14-17).
    Y después de obedecer este mandato del Señor, Noé edificó un Altar al Señor y ofreció holocaustos sobre el Altar (Génesis 8, 20). Y el Señor se complació en aquel olor de suavidad, y dijo: nunca más maldeciré la tierra por las culpas de los hombres, atento a que los sentidos y pensamientos del corazón humano están inclinados al mal desde su mocedad; no castigaré, pues, más a todos los vivientes como he hecho (Génesis 8, 21; véase Efesios 4, 17: os advierto, pues, y yo os conjuro de parte del Señor, que ya no viváis como los gentiles que proceden según la vanidad de sus pensamientos (véase Romanos 1, 21, 22: Porque, habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias; sino que devanearon en sus discípulos, y quedó su insensato corazón lleno de tinieblas. 22 Y mientras se jactaban de sabios, pararon en ser unos necios, véase 1 Corintios 1, 18-31; 1 Corintios 1, 21: Porque ya que el mundo a vista de la sabiduría divina no conoció a Dios por medio de la ciencia, plugo a Dios salvar a los que creyesen en Él por medio de la locura de la predicación).
    Alianza de Dios con Noé. Génesis 9, 1-17; Génesis 9, 5-6: “... ; al hombre pediré cuenta de la sangre del hombre y a cada uno de la vida de su hermano. 6 Derramada será la sangre de cualquiera que derrame sangre humana: porque a imagen de Dios fue creado el hombre” (véase Santiago 3, 8-9: mas la lengua ningún hombre puede domarle. Ella es un mal que no puede atajarse, y está llena de mortal veneno. 9 Con ella bendecimos a Dios Padre, y con la misma maldecimos a los hombres los cuales son formados a semejanza de Dios); Génesis 9, 4: Excepto que no habéis de comer la carne con sangre.
    De los tres hijos de Noé, Sem, Cam y Jafet, se propagó el género humano sobre la tierra (Génesis 9, 18). Todos tuvieron descendencia, y se repartieron en sus pueblos y naciones, de las cuales se propagaron los pueblos sobre la tierra después del diluvio (Génesis 10, 32; véase Génesis 9, 18-10, 32).
    Noé, al saber lo que había hecho con él su hijo menor, dijo: “Maldito sea Canaán, esclavo será de los esclavos de sus hermanos. Y añadió: Bendito el Señor Dios de Sem, sea Canaán esclavo suyo. Dilate Dios a Jafet, y habite en las tierras de Sem, y sea Canaán su esclavo. “ (Génesis 9, 24-27; véase Efesios 3, 5-6: Que en otras edadas no fue conocido de los hijos de los hombres, en la manera que ahora ha sido revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu; véase 1 Corintios 2, 7: Sino que hablamos la sabiduría de Dios, misteriosa, que ha permanecido oculta, la cual predestinó Dios antes de los siglos para gloria nuestra; Colosenses 1, 26-27: El misterio escondido a los siglos y generaciones, y que ahora ha sido revelado a sus santos. 27 A quienes Dios ha querido hacer patentes las riquezas de la Gloria de este Misterio entre las naciones, el cual es Cristo, esperanza de vuestra Gloria; Gálatas 3, 28: No hay judío ni griego, ni siervo ni libre; ni hombre ni mujer. Porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús; Hechos de los Apóstoles 26, 17-18: Y yo te libraré de este pueblo y de los gentiles, a los cuales ahora te envío. 18 A abrirles los ojos para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y del poder de satanás a Dios, y con esto reciban la remisión de sus pecados, y tengan parte en la herencia de los santos, mediante la fe en Mí; véase Hechos 17, 30; 20, 32; Romanos 3, 23-25; Isaías 35, 5-10; Mateo 11, 5; Isaías 29, 18-24; Isaías 61, 1; y Lucas 4, 18).
    Los hombres, que entonces no tenían sino que un solo lenguaje, dijeron: “vamos a edificar una ciudad y una torre, cuya cima llegue hasta el cielo: y hagamos célebre nuestro nombre antes de esparcirnos por toda la faz de la tierra”. Dios confundió su lenguaje y los esparció por todas la regiones (Génesis 11, 1-9; véase Lucas 1, 51: Hizo alarde del poder su su brazo; deshizo las miras del corazón de los soberbios).
    Esto ocurrió en tiempo de Phales, descendiente de Sem que nace 101 años después del diluvio: derriba Dios la soberbia y vanos pensamientos de los hombres, los cuales para hacer célebre y eternizar su nombre, quieren fabricar una ciudad, y una torre, que con su punta tocase hasta los cielos. El Señor confunde su lengua, haciendo que unos a otros no se entiendan. Por esta razón fue llamada Babel; Dios los esparce por toda la superficie de la tierra, de manera que Sem con los suyos ocupan la Siria, y el resto de Asia: Cham el Egipto, y lo demás del África: Y Japhet la Europa.



    Según la Biblia anotada por Scio de Miguel, Abram desciende de Sem (hijo de Noé), y nace unos 290 años después de que Sem engendrase a Arphaxad, a los 100 años de edad, en la línea sucesoria de Abram.
    A los 2095 años del mundo, “quejándose Abram a Dios por no tener heredero que le suceda, le promete el Señor un hijo que le heredaría, cuya posteridad se había de multiplicar como las estrellas del cielo (Génesis 15). Da crédito Abram a esta promesa, y es justificado por su fe (Romanos 4, 3): ofrece un sacrificio que el Señor le ordena, como señal de la tierra prometida: ahuyenta las aves que venían sobre las víctimas, las cuales son devoradas con fuego bajado del cielo: y Dios en un sueño le significa, que sus descendientes padecerían en Egipto una esclavitud de 400 años (Hechos 7, 6, 7), de la que por último serían librados, y pasarían a la tierra de Chanaan para ser señores de ella.”
    A los 2107 años del  mundo, “Dios hace un concierto con Abram: instituye el sacramento de la circuncisión: y muda el nombre de los dos consortes: ...” (véase Génesis 9, 28-29), pasando a llamarse Abraham y Sarai.
    Taré, descendiente de Sem, engendró a Abram, Nacor y Arán. Y Narán engendró a Lot.
    Abrahám, padre de los creyentes, muere a los 175 años (en el año 2183 del mundo; y 1817 años antes del Mesías); de Abrahám nace Isaac, hijo de la promesa (en el año 2018 años del mundo, y 1892 años antes del Mesías). Renueva y confirma el Señor a Isaac las promesas, que había hecho antes a Abrahám. Isaac tiene dos hijos: Esaú y Jacob.
    Jacob por el consejo de su madre arrebata a su hermano la bendición del padre.
    Jacob tiene 12 hijos varones. Varios hermanos venden a su hermano Joseph a unos ismaelitas, y posteriormente Joseph es vendido a Putifar en Egipto.


    Según la Biblia traducida y anotada por Scio de Miguel, en el año 3828 del mundo, tuvo lugar el principio del reinado de Antíoco IV Epiphanes. A los 3836 años del mundo, Antíoco despoja el templo, y el templo es profanado; Antíoco IV muere 4 años después, a los 3840 años del mundo.
    A los 3843 años del mundo, tiene lugar la primera alianza de los judíos con los romanos.
    Después de Antíoco IV, Antíoco V Euphator reina unos 15 años. 



73 páginas de la Santa Biblia (las páginas se refieren a la Sagrada Biblia, editorial Herder, 1984; leer todo guiado por la caridad, y leyéndolo humildemente y según el sentir de la Iglesia de todos los tiempos, que es una, santa, católica y apostólica).

1º Libro primero de Samuel, capítulo 8 completo. Página 308 (1 página).

2º Libro de Tobías: páginas 538-548 (11 páginas)

3º Libro primero de los Macabeos, capítulo 1 completo: páginas 581-583 (3 páginas). Lee el segundo párrafo de la introducción de la página de al lado. Como ves se trata de un ataque no sólo en lo físico o material, como en otros tiempos, sino que aquí se persigue todo lo religioso ( y  esto es lo que se cree que sucederá antes del fin del mundo, en el tiempo del Anticristo u hombre de iniquidad; por supuesto que Anticristo en su máxima expresión, ya que anticristos hay muchos: recuerda que todo el que no está con Cristo, está contra Él).

4º Job, capítulo 38, hasta capítulo 42, versículo 9: páginas 674-678 (5 páginas).

5º Jeremías 2, 20-4,10: páginas 929-931 (3 páginas).

6º Libro de Baruc: del capítulo 1, versículo 14, hasta el final del libro: páginas 998-1006 (9 páginas).

7º Daniel, capítulo 3 completo, y capítulo 4, versículos 1-5 (hasta final del folio): páginas 1069-1073 (5 páginas).

8º Evangelio según San Mateo 3, 1-5,13: páginas 1167-1168 (2 páginas completas).

9º Evangelio según San Mateo 9, 35-11, 30: páginas 1175-1177 (3 páginas).

10º Evangelio según San Marcos 3, 31-4, 34: páginas 1206-1207 (2 páginas).

11º Evangelio según San Marcos 13, 1-37: páginas 1220-1221 (2 páginas).

12º Evangelio según San Lucas 6, 27-49.  El amor al prójimo y al enemigo: página 1237 (1 página).

13º Evangelio según San Lucas 9, 23-27: página 1242 (1 página).

14º Evangelio según San Lucas 12, 35-13,3: páginas 1248-1249 (2 páginas).

15º Evangelio según San Lucas 13, 22-30: páginas 1250  (1 página).

16º Evangelio según San Lucas 21,5-21,36: páginas1260-1261 (2 páginas).

17º Evangelio según San Juan 2, 18-4, 49:páginas 1271-1273 (3 páginas).

18º Evangelio según San Juan 14, 21-16,14: páginas 1290-1291 (2 páginas).

19º Romanos 5, 12-6,6: página 1349 (1 página).

20º 2 Pedro 1, 18-3, 18: páginas 1464-1466 (3 páginas).

21º Epístolas de San Juan (1ª, 2ª, y 3ª): páginas 1467-1475 (9 páginas).

22º Epístola de San Judas: páginas 1472-1473 (2 páginas).



            Lecturas (unas 225  páginas de la Biblia).

Las siguientes páginas se refieren a la Sagrada Biblia, editorial Herder, 1967:

1º Libro de Tobías: páginas 538-548.

2º Proverbios: páginas 749- 775.

3º El diluvio. Génesis 6: páginas 25-26.

4º Misión de Moisés. Dios, por medio de Moisés, libera a su pueblo de la esclavitud de los egipcios. Éxodo 3, 7 [te saltas Éxodo 6, 14 – 26] - 12, 42.

5º Jeremías 34: páginas 966-967.

6º Baruc 1, 14 - hasta el final: páginas 998-1006.

7º Primer libro de los Macabeos, capítulo 1 y capítulo 2 hasta el versículo 20: páginas 581-583. Profanación del templo de Jerusalén en tiempo de Antioco Epifanes, rey del imperio de los seléucidas, lo cual se cree que es figura de los que sucederá antes del fin del mundo con el anticristo.

8º. Evangelios: páginas 1165-1298. Lo fundamental de la Biblia. Según los Evangelios, según la virtud de la caridad, hay que interpretar todo lo demás.

9º Carta de San Pablo a los Romanos 1, 16 – 3, 4: páginas 1344-1346.

10º Carta de San Pablo a Timoteo: páginas 1422-1431.

11º Epístolas Católicas (Santiago, Pedro, Juan, Judas): páginas 1452-1475.


Mateo 5, 16:  Brille así vuestra Luz ante los hombres de manera que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Romanos 13, 12: La noche está ya muy avanzada, y va a llegar el día. Dejemos, pues las obras de las tinieblas, y revistámonos de las armas de la luz (Efesios 5, 11).

Efesios 5, 11:  No queráis, pues, ser cómplices de las obras infructuosas de las tinieblas, antes bien reprendedlas.

1 Corintios 7, 29 (para la interpretación de Proverbios 5, 19): Y lo que digo, hermanos, es que el tiempo es corto; lo que importa es que los que tienen mujer vivan como si no la tuvieran (Romanos 13, 12).

1 Corintios 10, 31: Pero, en fin, ora comáis, ora bebáis, o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo a Gloria de Dios (Colosenses 3, 17; Mateo 5, 16).

Colosenses 3, 17: Todo cuanto hacéis, sea de palabra o de obra, todo en nombre de Nuestro Señor Jesucristo, dando por medio de Él gracias a Dios Padre

Sobre la Caridad

 P. Francisco Amado Pouget.


Del prólogo del traductor de Instrucciones generales en forma de catecismo.  :
    Porque todo lo que nos rodea, todo lo que percibimos por los sentidos, todo contribuye a disiparnos, a enflaquecernos, a viciarnos, a hacernos olvidar a Dios, y a llenarnos del espíritu del mundo. Pues uno de los  medios para  mantenernos firmes contra enemigos tan seductores e infatigables, es el oponer incesantemente a la impresión funesta que estas cosas hacen en nosotros, la impresión saludable de las verdades del Evangelio; es el mirar de cerca estas verdades, meditarlas y profundizarlas: de otro modo pierden muy pronto toda su fuerza. Es cierto que pueden permanecer generalmente en la memoria; pero no obran cosa alguna sobre el corazón. Aún el espíritu mismo no las ve, sino como a una larga distancia, que sólo las deja percibir confusamente; y con el tiempo hace que se pierdan de vista. Así sucede siempre, cuando el Cristiano no procura alimentarse continuamente con las verdades de la Religión.
“...; así como debe trabajar en debilitar y vencer la concupiscencia por el aumento de la caridad”.


  De Instrucciones generales en forma de catecismo y Catecismos abreviados para uso de niños.  P. Francisco Amado Pouget.



La Caridad es el alma de todas las demás virtudes cristianas, y por más que hagan los hombres (*); si no tienen caridad, nada son; y si hacen algo, nada les aprovecha para su salvación (todo lo hecho sin la caridad).
(*) Nota del Trad. Pouget habla de la inutilidad de nuestras obras en orden a la vida eterna, si no van acompañadas de la caridad, porque aunque las demás virtudes tienen su valor y premio; pero no sobrenatural, sino solo en cuanto son imperadas por la caridad, y dirigidas a Dios, a lo menos virtualmente, como a su último fin.

Se conoce si tenemos Caridad, por la práctica puntural de los Mandamientos de Dios, cuya observancia siempre ha sido necesaria a los hombres.




¿Qué cosa es Caridad ? Es un don de Dios, por el cual amamos a Dios por sí mismo sobre todas las cosas, y al próximo por respeto a Dios, como a nosotros mismos.

¿Qué es amar a Dios sobre todas las cosas? Amarle más que a nosotros mismos, y más que a ninguna otra cosa del mundo.

¿Cuándo amamos a Dios sobre todas las cosas? Cuando le preferimos a todas las cosas, y cuando queremos más privarnos de todo, aún de lo que mas estimamos, que ofenderle.

¿Estamos obligados a amarnos a nosotros mismos? Si; pero con un amor muy arreglado.

¿Cuándo nos amamos a nosotros mismos con un amor arreglado? Cuando no buscamos nuestra felicidad sino en Dios, y nos dirigimos a Él únicamente.

¿Por qué no es arreglado el amor que nos tenemos a nosotros. mismos, sino cuando nos unimos a Dios solo?  Porque. sin esto nos perjudicamos a nosotros mismos, y nos hacemos miserables.

¿Cómo debemos amar a nuestro próximo? Debemos amarle como a nosotros mismos, quiero decir, en Dios y por Dios.

¿Quién es nuestro próximo? Son todos los hombres, y hasta nuestros mayores enemigos.

¿Qué cosa es amar a nuestro próximo como a nosotros mismos?  Es desearle y procurarle cuanto podamos el mismo bien que debemos desear para nosotros mismos. 2. Tratar en todas las cosas a los otros hombres, como queremos que ellos nos traten a nosotros.

¿Cómo manifestaremos que tenemos amor a nuestro próximo?    Ejerciendo con ellos, segun nuestras facultades, las obras espirituales y corporales de Misericordia.

¿Cuáles son las obras espirituales de Misericordia ?,  1. Enseñar al que no sabe: 2. corregir con prudencia y caridad al que yerra: 3. dar consejo a los que le han menester: 4. consolar al triste: 5. sufrir con paciencia las injurias y flaquezas de nuestro próximo : 6. perdonar de corazón las injurias : 7. rogar a Dios por los vivos y muertos, y por los que nos persiguen.

¿Cuáles son las obras corporales de Misericordia? 1. Dar de comer al hambriento y beber al sediento: 2. dar posada con gusto al peregrino: 3. vestir al desnudo: 4. visitar los enfermos: 5. visitar los encarcelados: 6. redimir al cautivo: 7. enterrar a los muertos.


De las Virtudes Cardinales y Morales.  ¿No es la Caridad principio de muchas otras virtudes? Si,  lo es de todas las virtudes cristianas, que se llaman Morales.

¿Qué entendeis por las virtudes cristianas, que se llaman Morales? Entiendo las virtudes que miran directamente al arreglo de nuestras costumbres.

¿Cuáles son las virtudes cristianas que se llaman Morales? Hay cuatro principales, que son la prudencia, la fortaleza, la templanza y la justicia.

¿Qué entendeis por la prudencia cristiana? Es una virtud, por la cual conocemos y  elegimos los medios propios para caminar a Dios.

¿Qué cosa es la fortaleza cristiana? Es una virtud, por la cual vencemos todos los obstáculos que se oponen a nuestra obligacion; y por la cual sufrimos antes toda incomodidad, que ofender a Dios.

¿Qué cosa es la templanza cristiana? Es una virtud, por la cual estamos desprendidos de los bienes temporales, y usamos de ellos con moderación únicamente para satisfacer a la necesidad y a la caridad.

¿Qué cosa es la justicia cristiana? Es una virtud, por la. cual cumplimos fielmente lo que debemos a Dios, al próximo y a nosotros mismos.

¿Cómo se llaman comunmente estas quatro virtudes ?  Se llaman virtudes Cardinales, esto es, el fundamento de las demas virtudes Morales.

De los Mandamientos de Dios.

¿En qué podemos conocer si tenemos caridad y las demás virtudes? En la exacta observancia de los Mandamientos de Dios y de la Iglesia.

Estos diez Mandamientos se encierran en dos: en amar a Dios sobre todas las cosas, y a tu próximo como a ti mismo.


Del Bautismo.


¿Qué cosa es Bautismo ?

 Es un Sacramento que borra el pecado original, todos los otros pecados, y toda la pena debida por ellos, y nos hace hijos de Dios y de la Iglesia.

¿Cómo nos hace hijos de Dios el Bautismo ?

 Porque nos da una vida nueva, y dándonosla nos hace miembros de Jesucristo, que es el Hijo de Dios.

¿Cómo nos hace el Bautismo hijos de la Iglesia?

 Porque nos pone en el número de los Fieles, y nos da derecho a los Sacramentos y a las demás prerrogativas de la Iglesia.

¿Produce el Bautismo en nosotros algun otro efecto? Sí: imprime en nuestra alma un carácter espiritual, que no puede borrarse jamas.

¿Cuál es el modo mas ordinario de bautizar? El que se hace derramando tres veces una cantidad de agua natural en forma de Cruz sobre la cabeza de la persona que se bautiza, diciendo al mismo tiempo: Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

Si no se derramase el agua tres veces, ni en forma de Cruz, ¿seria válido el Bautismo? Sería válido, con tal que se derramase el agua, y pronunciasen las palabras; ...

¿Es necesario el Bautismo para salvarse? Sí.  Es de necesidad absoluta: porque sólo el Bautismo puede borrar el pecado original; y mientras este pecado subsista, se está en estado de eterna condenación.

¿Luego el Bautismo no puede ser suplido jamás? Puede ser suplido en caso de una extrema necesidad, por el deseo fervoroso de ser bautizado, o por el martirio.


De las promesas hechas en el Bautismo.

Por el Bautismo se renuncia a Satanás (se declara que desde ese momento se abandona el partido del demonio), a sus pompas, que son las máximas y  vanidades del mundo, y a sus obras, que son todos los pecados, y se une uno a Jesucristo; y Jesucristo se compromete a dar la vida eterna al que cumpla sus promesas fielmente. Creo en Jesucristo … quiere decir que sólo quiero unirme con Jesucristo; que me someto a creer los misterios que Él ha revelado; que quiero seguir su doctrina y sus ejemplos; que me coloco en el número de sus discípulos,  y que a Él solo tomo por Maestro.
“Renuncio de todo mi corazón al demonio, a sus pompas, y a sus obras. Quiero decir, renuncio a las vanidades y falso resplandor del mundo, y a las máximas corrompidas delsiglo;. No quiero unirme sino a Jesucristo, y seguir a Él solo. Por Él solo quiero vivir y morir. En el nombre del Padre, y  del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
¿Por qué se da una vela encendida al recién bautizado? Para enseñarle que por el resplandor de sus virtudes, y por el ardor de su caridad debe ser una antorcha encendida y luminosa.
¿Qué llamáis tentaciones exteriores? Llamo así las persecuciones, los ultrajes, las afrentas, y generalmente todo aquello que los hombres animados de los demonios, pueden hacer sufrir a los cristianos, para quebrantar su Fe y su virtud; y asimismo todo lo que puede seducirlos.
¿Qué llamáis tentaciones interiores? Llamo así todos los movimientos de la concupiscencia, que se suscitan en nosotros por nuestra flaqueza; y que fomenta el demonio con sus sugestiones, y  el mundo con  su malicia y malos ejemplos.
¿Cómo nos da el Espíritu Santo fortaleza para resistir a todas estas tentaciones? Aumentando y perfeccionando en nosotros la caridad.


¿Por qué se da un padrino y una madrina a los que se bautizan? Se hace principalmente para que los padrinos y madrinas sirvan de fiadores a la persona bautizada; y les hagan cumplir las promesas del Bautismo.
¿Qué promesas se hacen en el Bautismo?  Se prometen dos cosas:  I. Renunciar al demonio, sus pompas y sus Obras. 2. Unirse inviolablemente a Jesucristo, obedecerle enteramente, y creer todo lo que la Iglesia cree.

¿Qué cosa es renunciar al demonio? Es abandonar enteramente su partido.

¿Qué entendéis por las pompas del demonio? Las máximas y vanidades del mundo.

¿Qué entendeis por las obras del demonio? Todo género de pecados.

¿Qué cosa es unirse inviolablemente a Jesucristo? Seguir en todo las máximas de Jesucristo, y estar unido a Dios por la Fe, la Esperanza y la Caridad.

¿Por qué se piden estas promesas a todos los que se presentan para ser bautizados? Porque no podemos llegar a la vida eterna, sin dejar el partido del demonio para unirnos al de Jesucristo.

¿No debemos renovar alguna vez las promesas que hicimos en el Bautismo?  Conviene renovarlas con frecuencia, para excitarnos por este medio a cumplirlas.

¿Cuándo conviene renovarlas?  1. Antes de recibir la Confirmación. 2. Antes de la primera Comunión. 3. Las vísperas de Pascua y de Pentecostes, que son días destinados para. la bendición de las Pilas bautismales. 4. Cada año el día de su Bautismo. 5. En el artículo de la muerte.

 Renovad ahora las promesas del Bautismo. Creo en Dios Padre, Todo-poderoso, Criador del Cielo y de la Tierra.
Y en Jesu-Christo, su único Hijo, Dios y Hombre, que rescató a los hombres por su Cruz. Y en el Espíritu Santo. Creo en la Santa Iglesia Católica, la Comuníón de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne, y la vida perdurable.
Renuncio de todo mi corazón al demonio, a sus Pompas y a sus obras, esto es, a la vanidad y resplandor engañoso del mundo, a las máximas corrompidas del siglo, y a todo pecado. Quiero unirme a Jesucristo; quiero seguir a Él solo; por Él solo quiero vivir y morir. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

¿Qué cosa es Confirmación? Un Sacramento, por el cual se da el Espíritu Santo a los que estan bautizados, para fortificarlos en la Fe, y hacerlos perfectos Cristianos.

¿Quién confiere este Sacramento? Solos los Obispos tienen derecho de conferirle.

¿Cómo le confieren ? Por medio de la imposición de las manos, junta a la oración, y por medio de la unción del santo Crisma, junta a las palabras que acompañan a esta unción.

¿Qué efectos produce la Confirmación en el alma de los que reciben este Sacramento?

 Dos principales.

¿Cuál es el primero? La gracia del Espíritu Santo, que fortifica el alma, y se comunica a ella con todos sus dones.

¿Qué gracia comunica el Espíritu Santo a nuestra alma en este Sacramento ? La gracia necesaria para resistir a todo género de tentaciones, principalmente a las que son contra la Fe.

¿Cómo comunica el Espíritu Santo al alma esta gracia? Aumentando y perfeccionando en ella la Fe, la Esperanza y la Caridad.

¿Cuáles son los dones del Espíritu Santo?  La sabiduría, la inteligencia, el consejo, la fortaleza, la ciencia, la piedad, y el temor de Dios.

¿Cuál es el segundo efecto que produce en el alma la Confirmación? Un carácter espiritual que no puede borrarse.

¿En qué disposiciones debemos estar para recibir la Confirmación? Se debe estar en estado de gracia, e instruido en los principales Misterios de la Fe.

¿Quiénes estan en estado de gracia? Los que han conservado la inocencia de su Bautismo, o la han recobrado por la Penitencia.

¿Luego no es permitido confirmar a los niños recién bautizados, que no han llegado al uso de razón? Es permitido en algunas partes; pero no es uso general en la Iglesia Latina.

¿Es necesario para salvarse el Sacramento de la Confirmacion? Podemos salvarnos sin estar confirmados, como esta omisión no haya sido por menosprecio o negligencia.


Del Sacramento de la Eucaristía.

¿Qué cosa es el Sacramento de la Eucaristía ?

 Un Sacramento que contiene real y verdaderamente el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de nuestro Señor Jesucristo, bajo las especies o apariencias de pan y de vino.

¿Cuándo instituyó Jesucristo este Sacramento?  La víspera de su Pasíón y Muerte.

¿Qué efectos produce la Sagrada Comuníón en nuestras almas?  1. Nos une íntimamente a Jesu-Christo: 2. debilita nuestra concupiscencia: 3. aumenta en nosotros, la gracia, y el amor de Dios y del próximo: 4. finalmente es para nosotros una prenda de la vida eterna.

¿Qué efectos produce en nuestros cuerpos?

 Los santifica por la presencia corporal de Jesu Christo, y es el principio, y como la semilla de la dichosa resurrección.

¿Produce la Eucaristía los efectos que acaban de explicarse en todos los que comulgan?

 No los produce sino en los que comulgan dignamente.

¿Los que comulgan indignamente no reciben el Cuerpo y Sangre de Jesu-Christo, como los otros?

 Si: pero recibiéndole se beben y comen su propia condenacion, y se atraen la ira de Dios.

¿Por qué?

 Porque se atreven a profanar el Cuerpo y la Sangre de Jesu-Christo, nuestro Señor y nuestro Dios.

¿Quiénes comulgan indignamente? Los que no están en estado de gracia.

¿Que entendéis por estar en estado de gracia?

 Ya lo hemos dicho: es haber conservado la inocencia de nuestro Bautismo, o haberla recobrado por una sincera penitencia.

¿Quiénes comulgan dignamente? Los que comulgan con las disposiciones espirituales y corporales, que convienen a una accion tan santa.


¿Cuáles son las disposiciones espirituales necesarias para hacer una buena Comunión? La. pureza de conciencia, la Fe, la humildad, el amor de Dios y del próximo.


DE LA CARIDAD.

 Del amor de Dios.  ¿Qué es caridad?

 Es un don de Dios que nos mueve a amarle por sí mismo sobre todas las cosas, y al prójimo por Dios como a nosotros mismos.

¿Por qué decís que la caridad es un don de Dios? Porque sólo Dios la concede: nosotros no podríamos tenerla por nosotros mismos; ella se difunde en los corazones por el Espíritu Santo, dice San Pablo.

¿Qué es amar a Dios sobre todas las cosas? Amarle más que a nosotros y a cuantas cosas hay en el mundo.

¿Cuándo amamos a Dios sobre todas las cosas? Cuando estamos firmemente resueltos a perderlas todas antes que ofenderle.


¿Esta disposición es necesaria? Sí; ella es absolutamente necesaria. Jesucristo decía: «El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno de mí."

¿El precepto de amar a Dios, es nuevo? Es el más antigno y mas indispensable. Está fundado en la naturaleza del hombre: es de derecho natural, dar a Dios el honor y culto soberano que le son debidos como Criador, y no se puede dar a Dios este culto sino amándole, dice San

El precepto de amar a Dios, ¿era conocido de los judíos?  Sí: este precepto es el primero y el mas grande de la ley de Moisés, Ved aquí en qué términos está concebido: «Amaréis al Señor, vuestro Dios, de todo corazón, con todo vuestro espíritu y, con todas vuestras fuerzas. Escribiréis estas palabras en vuestro corazón, las enseñaréis a vuestros hijos, las meditaréis en vuestra casa, en vuestros viages, durante vuestro sueño y cuando despertéis; las traeréis en vuestras manos, etc." Jesucristo ha confirmado a los cristianos este mandamiento de Moisés, y ha dicho que no se puede llegar al Cielo sin su práctica.

¿Qué sentido tienen,estas palabras: « Amaréis a Dios de todo vuestro corazón, con toda vuestra voluntad y con todas vuestras fuerzas?  Que es menester referir a Dios todos los deseos de nuestro corazón, todos los pensamientos voluntarios de nuestro espíritu, y todas las acciones de nuestra vida, a la manera que un voluptuoso todo lo refiere a su placer, y un avaro a sus riquezas. Dios no quiere corazones a medias sino enteros, y nada hay mas justo.

Cuál es el sentido de estas palabras de Moisés: «meditaréis estas palabras en vuestra casa, en vuestros viajes, en vuestro sueño, y cuando despertéis; las ataréis a vuestras manos y a vuestros ojos, las escribiréis sobre vuestras puertas, etc? Estas palabras de Moisés dan a entender claramente la obligación que tenian los judíos y la que tenemos los cristianos, de obrar en todas las cosas por el principio del amor de Dios, y de referirle las acciones mas comunes e indispensables a la vida.

San Pablo dice en substancia lo mismo cuando habla a los cristianos de esta suerte: «sea que comáis, o que bebáis, o que ejecutéis cualquiera otra cosa, hacedlo todo a la mayor gloria de Dios. Para amar a Dios de la manera que aquí se manda, es necesario ocuparse actualmente en Dios.


 Sólo en el Cíelo tendremos la felicidad de estar siempre ocupados en Dios. Para cumplir este precepto en la tierra, basta que nuestros pensamientos, palabras y obras se dirijan directamente a Dios, y no sean desordenadas.

¿Es pecado amar alguna cosa con Dios? Será pecado si ese amor no es ordenado, ni se refiere a Dios; pero será un bien si tal amor es bien ordenado y dirigido a Dios.

¿Se peca siempre mortalmente cuando se viola el precepto de amar a Dios?

 Se puede pecar venial o mortalmente cuando se falta al precepto de la caridad. Será mortal el pecado cuando el amor de Dios cesa de dominar nuestro corazón; y será venial cuando la falta no sea considerable, y no perdamos por ella el amor de Dios, difundido en nuestros, corazones por el Espíritu Santo.


Obligación que tenemos de resistir a nuestras viciosas inclinaciones.

Explicacion.

Cuando Jesucristo nos manda aborrecernos a nosotros mismos, lo que nos prohibe es el amor criminal, que cada dia echa en nosotros nuevas raices-, por las costumbres del mundo, por la educación, por el mal ejemplo y por nuestra viciada naturaleza. Y por eso añade que es necesario morir a nosotros mismos, para procurarnos en esta muerte una verdadera vida. Parece esto duro y difícil, pero la recompensa es infinita. Jesucristo promete dulcificar estas dificultades, y hacer su yugo ligero a los que se resuelvan a llevarle. Todos los que quieran de buena fe seguir a Dios, y vivir según las máximas del Evangelio, esperimentarán el efecto de esta divina promesa. El amor de Dios difundido en sus corazones por el Espíritu Santo, hace que ellos encuentren mas alegría y consuelo en contradecirse y morir a sí mismos, que los pecadores en seguir sus inclinaciones corrompidas. San Agustin esplica esta verdad de una manera admirable en muchas partes de sus obras .

¿Cómo se llama el amor criminal de nosotros mismos?

 Amor propio, el cual nos es perjudicial, e injurioso a Dios.


¿En qué es injurioso a Dios el amor propio? En que prefiere la criatura al Criador.

¿En qué el amor propio nos es perjudicial?  En que nos hace perder a Dios que es nuestra única felicidad.

¿Cómo se llama el amor ordenado de nosotros mismos? Se llama caridad, y hace parte de ella.

¿Se puede pecar venialmente por amor, propio? Sí: porque todos los pecados son efecto del amor propio.

¿Cuándo diremos que por amor propio se peca mortal o venialmente? Cuando extingue en nosotros la caridad, el pecado es grave; cuando sólo la amortigua, es leve.

 El desear los bienes temporales, ¿es amor de caridad, o de avaricia ?  Según la intención con que se deseen: Si es conforme al orden de Dios, sin apegársele el corazón a ellos, será amor de caridad; si se desean para Satisfacer la soberbia, la sensualidad, o la curiosidad, será avaricia








¿Qué entendéis por gracia habitual? Entiendo una gracia de Dios que permanece en nosotros, que nos santifica, y nos hace justos y agradables a sus ojos; y se llama también gracia santificante.
¿Qué cosa es gracia actual? Es una luz, y un santo movimiento que Dios nos da para inclinarnos a evitar el mal, y obrar el bien.
¿En qué se diferencia la gracia actual de la habitual? La gracia habitual es un don permanente, que está en nosotros, y nos hace justos; y la gracia actual es un auxilio pasajero, que podemos obtener sin estar justificados.
¿Qué cosa es gracia excitante o suficiente? Es una gracia actual que nos excita al bien, y nos da el poder para hacerlo, pero no hace que le practiquemos.
¿Qué cosa es gracia eficaz? Es una gracia actual que nos excita al bien, y hace que le practiquemos.
¿Por méritos de quién da Dios su gracia a los hombres? Es un artículo de Fe, que desde el pecado de Adán todas las gracias que Dios da a los hombres concernientes a su salvación, las da por los méritos de Jesu-Christo, nuestro Redentor: porque después del pecado no pueden los   hombres entrar en el Cielo, hacerse agradables a Dios, ni llegarse a Él sino por Jesu-Christo (Juan 14, 6; Hechos 4, 12).


¿Qué es lo que Dios y la Iglesia nos mandan, hablando en general?     Evitar el pecado , y practicar la virtud.  

¿Qué cosa es pecado?

 Es una violacion de la Ley de Dios.

¿Cuántas especies hay de pecados ?

 Dos : original y actual.

¿Qué cosa es pecado original?

 Es aquel pecado en el que somos concebidos y nacemos , como hijos de Adan.

¿Qué cosa es pecado actual?

Aquel pecado que cometemos por nuestra propia voluntad, cuando tenemos uso de razón.

¿Cuántas especies hay de pecados actuales?

 Dos: pecado mortal y venial.

¿Qué cosa es pecado mortal ?

 El que hace que perdamos la gracia de Dios, y por consiguiente causa la muerte espiritual a nuestra alma.

¿Qué cosa es pecado venial?

 Es un pecado que debilita al alma, sin causar. la. muerte espiritual de ella, y sin hacer que pierda la gracia santificante.

¿A cuántos capítulos pueden reducirse los pecados que cometen los hombres?

 A siete , que se llaman los siete pecados Capítales.

¿Por qué se llaman Capitales?

 Porque cada uno de ellos es principio de muchos otros pecados.

¿Los pecados Capitales son siempre mortales ?

 Unas veces son mortales, y otras veniales, según la calidad de la materia, y disposicion del sujeto.

¿Cuáles son los pecados Capitales ?

 La soberbia, la avaricia , la lujuria , la gula, la envidia, la ira y la pereza.

¿Qué cosa es soberbia?

 Un amor desordenado de sí mismo y de su propia excelencia, que hace que se refiera todo a sí mismo, en lugar de referirdo a Dios.

¿Cuál es la virtud opuesta a la soberbia?

 La humildad. ’

¿Qué cosa es avaricia?

 Es el amor desordenado de los bienes temporales.

¿Cuál es la virtud opuesta a la avaricia?

 Es el desprendimiento de los bienes temporales.

¿Qué cosa es luxuria ?

 Es un pecado, al cual los Christianos deben tener tanto horror , que ni aún debieran conocerle; y consiste en el apetito desordenado de los deleites carnales.

¿Cuál es la virtud opuesta a la luxuria?

 La castidad.

¿Qué cosa es gula?

 Es un apetito desordenado de comer y beber.

¿Cuál es la virtud opuesta a la gula?

 La templanza. ‘

¿Qué cosa es envidia?

 Es un disgusto que sentimos en nosotros mismos , quando el próximo posee ó está en estado de poseer ventajas espirituales o temporales, que se oponen ánuestro amor propio.

¿Cuál es la virtud opuesta a la envidia?

 El amor del próximo, y el regocijo del bien que le sucede.

¿Qué cosa es ira?

 Una alteracion desordenada de nuestra alma.

¿Cuál es la virtud opuesta a la ira?
 La paciencia.

¿Qué cosa es pereza?

Una floxedad y un disgusto , por el cual dexamos de cumplir con nuestra obligación , en lugar de hacernos violencia.

¿Cuál es la virtud opuesta a la pereza?   El amor de nuestras obligaciones  y la actividad en cumplirlas.


¿Por qué medio se evitan todos estos pecados?

 Uniéndonos a Dios por la práctica de las virtudes.

¿Cuáles son las virtudes , por las cuales podemos unirnos a Dios ?

 Son de dos especies: Teologales y Cardinales.

¿Cuáles son las virtudes llamadas Teologales?

 La Fe, la Esperanza y la Caridad.

¿Qué cosa es Fe?

 Es una luz que Dios infunde en nuestras almas, por la qual creemos en Dios, y creemos todo lo que ha revelado a su Iglesia.

¿Cómo sabemos lo que Dios ha revelado a los hombres?

 Por la declaracion de la Iglesia.

¿En dónde halla la Iglesia lo que Dios ha revelado a los hombres?

 En la Sagrada Escritura y en la Tradición.

¿Qué cosa es la Sagrada Escritura?

 Los Libros Santos que fuéron escritos por inspiracion de Dios , y que la Iglesia recibe , como regla de la Fe.

¿Con qué disposiciones se debe leer la Sagrada Escritura ?

 Con respeto, humildad y docilidad: debemos aprovecharnos de lo que se entiende , y creer y respetar lo que no se entiende;  y sujetarnos en todo al juicio de la Iglesia.

¿Qué cosa es Tradicion  Es la palabra de Dios que no está escrita en los Libros Santos ; pero que nos ha venido por sucesion desde los Apóstoles. 
¿Qué autoridad tiene esta Tradicion 2  La misma que la Sagrada Escritura, porque en una y otra parte es la palabra de Dios. 
¿Estamos obligados a someternos a las decisiones de la Iglesia sobre las materias de la Fe?
Sí; y los que no se someten son mirados con razon como herejes. 
¿Luego es una cosa absolutamente necesaria el creer todo lo que la Iglesia cree?
Sí;  y basta  negar ó impugnar un solo artículo de la Fe de la Iglesia para estar en estado de eterna condenación.
¿Y no basta creer interiormente lo que la Iglesia cree ? No: debemos hacer , además de esto, una profesión exterior de su creencia. 
¿Cómo se hace esta profesión exterior?
 Se hace de viva voz o por obra. 
¿Cómo hacemos esta profesion con viva voz?  De muchos modos; pero sobre todos rezando el Credo o Símbolo de los Apóstoles, o alguna otra profesión de Fe recibida por la Iglesia.
¿Cómo la hacemos por obra?

Obrando en toda ocasion como buenos Católicos. Haciendo la. señal de la Cruz, que es una pmfesión de Fe abreviada.

¿Por qué decis que la señal de la Cruz es una profesión de Fe abreviada ?  Porque en ella hacemos profesión de los tres principales Misterios de nuestra Fe, que son  la Trinidad, la Encarnación y la Redención.

¿Qué cosa es Esperanza?

.Es un don de Dios , por el qual esperamos con confianza los bienes que nos ha prometido.

¿Cuáles son estos bienes?

 La vida eterna , y todos  los medios para llegar a ella.






Franz Jagerstatter:
"Estoy escribiendo con las manos atadas, pero es mejor hacerlo así que con la voluntad encadenada. A veces Dios nos muestra abiertamente su fuerza, que concede a los hombres que le aman y no prefieren la tierra al cielo. Ni la prisión, ni las cadenas, ni siquiera la muerte pueden apartar al hombre del amor de Dios, o arrebatarle su voluntad libre."

Del libro Historia del probabilismo y rigorismo

    Del libro Historia del probabilismo y rigorismo, tomo 1. 1772.
(Versión un poco más amplia en http://opinionestemasdeactualidad.blogspot.com.es/2014/11/del-libro-historia-del-probabilismo-y.html )


     43 años desde 1577, año en el que logró el probabilismo su nacimiento en España,  hasta 1620; en esta tiempo, el nuevo sistema se estuvo encerrado en el nido, en que nació, sin dar paso fuera de su patria nativa, llegando a ser adulto y célebre en sus Universidades, comenzó cerca del año 1620 a invadir los países forasteros, la Italia, Alemania, y Francia, y hasta el años 1656 hizo maravillosos progresos, adquirió numerosos secuaces, y extendió por todas partes su jurisdicción. La dulce suavidad de su aspecto, sus blandas, y diestras maneras de saberse acomodar a las personas, genios, y costumbres diferentes, sus amplios privilegios de eximir a los Cristianos de aquellas leyes divinas, y humanas, que se han hecho dudosas por las disputas de los Teólogos modernos, y otras prerrogativas suyas, le adquirieron en este breve espacio de 36 años, tanto crédito, y aplauso, que sus autores para defenderlo, y conservarlo en la posesión de sus conquistas, han inventado sutilezas increíbles, y prodigiosas.

 74 (página pdf). Es doctrina aprobada por la Iglesia, que no es imputada a culpa aquella acción que se comete con ignorancia verdaderamente invencible. No hay pecado sin libertad, ni hay libertad sin conocimiento. La ignorancia invencible, quitando todo conocimiento, quita la libertad, y por consiguiente exime al que obra en sus tinieblas de toda culpa imputable. Esta es verdad aprobada por todos  los católicos.  La dificultad consiste en la  aplicación sincera de esta palabra invencible, … Aquella ignorancia, según el común sentir de los teólogos, es invencible, que el hombre con toda la moral diligencia, y con el uso de las fuerzas humanas, y auxilios ordinarios de Dios, no puede vencer: De modo que se halle privado del conocimiento de la ley, sin alguna culpa suya personal. Aquella, por el contrario, se llama ignorancia vencible, que con la debida industria puede vencerse, y hace que el hombre por su culpa se halle obscurecido con ella.
126    No creo que se pueda poner algún reparo a la inundación universal de los vicios, si no se saca de raíz aquella plata fatal, que produce tantas relajadas opiniones en las costumbres de los cristianos. Añado por otra parte, que esta planta no se arrancará jamás, en tanto que se mira en sí misma, y no se examinan muy bien los frutos contagiosos, que ella produce.
    “… es menester atacar al Probabilismo en sus ramas, en sus frutos, en las doctrinas prácticas venenosas, que produce, y por esta parte la verdad saldrá ciertamente victoriosa. Las cincuenta proposiciones, recogidas por mí del vasto campo del Probabilismo en sola la materia del ayuno, han engendrado horror en todo el mundo. Si hiciéremos lo mismo en todos los tratados, se hará ver, que estas relajaciones, casi todas, se derivan del Probabilismo, o sistema de poder seguir lo menos probable.”

270   En un capítulo entero se probará, que la sentencia menos probable es favorable a la carne, no a la libertad cristiana, que resplandece en la unión más estrecha con Dios, y con la ley eterna.
274  Él en buscarla (la Verdad) no debe favorecer a sus secretas pasiones: que debe implorar la luz divina, para conseguir acertar con la decisión; que si él se opone a la doctrina de otros, no por fuerza de razones, y autoridad, sino por pasión, u obstinación suya, su conciencia será venciblemente errónea.

275  Los que quieren que a lo útil ceda lo verdadero.
277    No fue amor carnal, que acomoda las leyes a los sentidos, a la libertad, por lograr el placer. Fue de aquel amor divino, que es solo el que hace suave el camino estrecho, áspero, y angosto del Evangelio: no ya de aquel amor, que pretende aligerar el yugo Evangélico con ensanchar las leyes.
280 Alejandro VII condenó 45 proposiciones laxas. Inocencio XI. Las proposiciones condenadas eran llamadas benignas por los Probabilistas, y ahora han venido a ser, y conocerse por laxas.
Los Probabilistas llaman a la opinión menos probable, con el dulce, y amable vocablo de benigna, y a la sentencia más cercana a la verdad con el nombre de estrecha y severa.

282 Alejandro VII dijo en su decreto que oyó, no sin grande tristeza de su alma, que muchas proposiciones relaxadas de la disciplina cristiana, y que acarreaban la perdición de las almas, y que aquella suma licencia de los ingenios lozanos, cada día crecía más, por la cual en las cosas tocantes a la conciencia, se introdujo un nuevo modo de opinar, ajeno a la sinceridad Evangélica, y doctrina de los  Santos Padres.

283 P. Terillo:
        Muchos modernos codiciosos de su fama y estimación propia abrieron la puerta a graves  (escandalosas) relajaciones. E incluso por evidente malicia. Escribe,  que no es increíble, que ellos engañados por sutil insinuación de Satanás, bajo la lisonja de cierta humanidad, y bajo la especie de honrarse mutuamente, haber ellos inventado tantas opiniones laxas.
    No se niega que los antiguos hubiesen caído en algún error. Pero pretender defender las opiniones de los modernos probabilistas, porque los antiguos enseñaron peores, no es discurso legítimo, ni útil, aún cuando la hipótesis fuese cierta.

290  Cristo no nos manifestó sino dos solos caminos: el uno estrecho, y el otro ancho. Si la sentencia más probable es el camino estrecho:  luego la menos probable es el camino ancho. El camino tercero no se encuentra en el Evangelio.

293   Inocencio XI condenó con términos expresos a cualquiera que enseñe que es probable, que el precepto de la caridad para con Dios no obliga rigurosamente, ni aún en cinco años.

299 (272 del libro)  Muchos moralistas modernos se oponen a la verdad en virtud de sistema doctrinal, que disminuye las obligaciones de las leyes divinas con el título de benignidad. Esta benignidad es contraria a la verdad, y favorable al vicio.

     La Ley Divina es Ley de verdad ( Salmo 118) Dios prohíbe añadir, o quitar a esta ley de verdad la más mínima palabra. (Deuteronomio capítulo 4) Inculca en muchos lugares de la Escritura esta misma prohibición (Deuteromio, capítulo 5 y capítulo 12).

      En el apartado siguiente hablaremos de aquellos, que añaden demasiado rigor en fuerza de sistema político, y al presente de aquellos, que quitan a la ley preceptos, y obligaciones, en virtud de sistema doctrinal. Estos lo primero cancelan de un golpe del rol de las divinas leyes todas las dudosas, y controvertidas; pues, según su sistema, la ley dudosa, y controvertida no es ley. Por el contrario, Dios manda que en las dudas sobre su ley, se consulten sus sacerdotes. (Deuteronomio capítulo 17) Pero debiéndose hablar difusamente de este punto en su lugar, descendamos ahora a las disminuciones particulares de los preceptos del Decálogo. El primer mandamiento fundamental de la ley prescribe el amor de Dios, y del prójimo, a que se reduce la plenitud de la ley. Este amor debe ser efectivo, quiere decir, fecundo de obras santas, que despiden llamas ardientes hacia el Criador, que socorre en las graves necesidades a los necesitados. Debe ser tan fervoroso, que nos induzca a derramar la sangre, antes que violar mortalmente un solo precepto, o escandalizar a nuestros hermanos. La ley de la justicia no es menos severa, que la de la caridad; todo perjuicio grave es castigado con eternos suplicios. Aunque estuviese en nuestro poder el adquirir todo el mundo por medio de un solo pecado grave, estamos obligados a repudiarlo y a vivir en una continua pobreza, antes que ofender a Dios con la culpa. El desasimiento de las mismas riquezas, adquiridas lícitamente, es necesario, ya más, ya menos, según la diversidad de circunstancias. La preparación de ánimo a sufrir todo martirio el más atroz, en el lance de confesar la fe delante del tirano, que intima en renegar de ella, es necesaria a todos los secuaces del Evangelio. La castidad virginal, o conyugal, a que todos están obligados, no es ley menos severa, que las otras. La sinceridad en la lengua, la veracidad en los juramentos, la fidelidad en la sociedad, la abstinencia de los hurtos, de las maldiciones, son otros tantos preceptos de la cristiana profesión. Omitidos otros muchos preceptos, voy a demostrar brevemente las modas inventadas, para disminuir las citadas leyes.

      Dos son los principios, de que se sirven los probabilistas, para la disminución de las leyes. Dicen primeramente, que lo odioso se debe restringir, (Odia funit refrigenda) de donde infieren, que siendo la ley divina odiosa a la humana libertad, se debe en la forma mejor restringir, y disminuir. Añaden, que el yugo del Evangelio es suave; y que por tanto debemos interpretar, y acomodar la ley en un sentido el más suave, y favorable a la humana enfermedad. Puestos estos dos principios, la ley negativa viene a reducirse a nada, con el beneficio de la inadvertencia, y de la ignorancia invencible, y la ley positiva se muda en una ley negativa. Los hurtos, si no se rompen las puertas, y se despedazan las navetas, no son reputados por hurtos. La retención de la hacienda ajena, el no pagar las deudas, el sisar, o diferir la paga a los oficiales, son cosas convenientes a la manutención del estado, y decoro. Los mandamientos fundamentales de amar, creer, y esperar en Dios, se hace, que consistan en no aborrecer, no negar la fe; y no desesperar de la bondad divina. Los juramentos, las mentiras, las simulaciones se justifican, o con la costumbre, o con las restricciones mentales. 



Historia del probabilismo y rigorismo:
http://books.google.es/books/about/Historia_del_probabilismo_y_rigorismo.html?id=4elFkloKz1MC&redir_esc=y

Para descargar directamente en pdf:
http://books.google.es/books/download/Historia_del_probabilismo_y_rigorismo.pdf?id=4elFkloKz1MC&hl=en&capid=AFLRE71HLM6WjzYsVx57Px4LpZpzeo5kp9D-k7xL_3jzjiaY_VgGPkVNnP6uSHFN4SUJ1K4ydGx6SSfekLBkwce5LotSADOa9Q&continue=http://books.google.es/books/download/Historia_del_probabilismo_y_rigorismo.pdf%3Fid%3D4elFkloKz1MC%26output%3Dpdf%26hl%3Den